Las insurgencias no tienen un plan, ellas son el plan: performativos políticos y mediadores evanescentes en 2011

Las insurgencias no tienen un plan, ellas son el plan: performativos políticos y mediadores evanescentes en 2011
desde la política
Benjamín Arditi
PDF

En su artículo "Shoplifters of the World Unite" (2011), cuyo título es un juego de palabras con la frase "¡Proletarios del mundo, uníos!" de Marx o un guiño a la canción de The Smiths que lleva el mismo nombre, Slavoj Žižek describe los disturbios del Reino Unido del verano de 2011 como una "protesta de grado cero, una acción violenta que no exige nada". Los participantes no tenían un mensaje y se parecían más a lo que Hegel llamaba la chusma que a un sujeto revolucionario emergente. El problema para Žižek no es la violencia callejera como tal, sino su incapacidad de ser lo suficientemente asertiva: es una violencia que aparece como "furia y desesperación impotentes, disfrazada como una demostración de fuerza; es la envidia disfrazada de carnaval triunfante".