La alianza de los cuerpos y la política de la calle

La alianza de los cuerpos y la política de la calle
emPLAZAdas. Nuevas formas de hacer política
Judith Butler
PDF

En los últimos meses, se han producido, una y otra vez, manifestaciones de masas en la calle, en la plaza, y aunque estas están, muy a menudo, motivadas por diferentes razones políticas, sucede algo que las hace parecerse; los cuerpos se juntan, se mueven y comunican, y reclaman un determinado espacio como espacio público. Ahora, sería más sencillo decir que estas manifestaciones o, de hecho, estos movimientos, se caracterizan por los cuerpos que se reúnen para hacer un reclamo en un espacio público, pero esa formulación supone que el espacio público está dado, que ya es y se reconoce como tal. Pasamos por alto un punto importante de las manifestaciones si no somos capaces de ver que el mismo carácter público del espacio está en disputa, e incluso que ese espacio es peleado cuando estas multitudes se reúnen. Así, aunque estos movimientos han dependido de la existencia previa de acera, calle y plaza, y con suficiente frecuencia se han reunido en las plazas, como Tahrir, cuya historia política es potente, es igualmente cierto que las acciones colectivas se apoderan del espacio, toman las aceras, llenan de vida y organizan la arquitectura.