Género y humor. La ironía y el relajo femenino en la búsqueda del sentido libertario

Género y humor. La ironía y el relajo femenino en la búsqueda del sentido libertario
jóvenes y feminismo
Patricia Martínez Lozano

Al vivir una infancia setentera del siglo XX, conservadora y provinciana (y en un pueblo en el desierto fronterizo del norte, por añadidura), fue más o menos forzoso, debido a la escasez de opciones, pasar por una cierta "educación literaria" que incluía textos más bien sosos y convencionales como la producción de L. May Alcott. Sin embargo, la frase del segundo epígrafe siempre me resultó interesante, llamativa, y se quedó en mi memoria, aunque durante mucho tiempo no supe definir por qué. Varios años después, cuando por fortuna tuve posibilidad de arribar a otros textos, me pareció aproximarme a una explicación. A través de los libros de Rosario Castellanos, específicamente sus poemas, obras de teatro y cuentos que aludían a la vida de las mujeres, encontré parte de los motivos por los que recordaba aquella frase, bastante simple, sobre el personaje de May Alcott: la rebelión (aunque oculta) de género y el leve gesto humorístico con el que ésta se daba, según el contexto y la trama de la novela.