La voz que rompe el silencio

La voz que rompe el silencio
desde el correo electrónico
Alejandro Covarrubias
PDF

* Apareció en Portales, Boletín de El Colegio de Sonora, 30 de abril de 2008, año 7, núm. 256.

Yo no conocí a Teresa Bautista ni a Felícitas Martínez, pero las veo como si las hubiera conocido desde siempre. Iniciaron el 2008 arrobadas por la emoción de saberse emprendedoras del mayor proyecto de sus tiernas vidas. Jóvenes indígenas amantes de su raíz triqui, darían luz a un programa comunitario para una radio comunitaria. Su objetivo desde luego fue transparente: llevar voz, trabajo de enlace y protección cultural a los suyos marginados, enclavados en San Juan Copala. Las tengo enfrente de mí, con sus huipiles rojos estampados de pájaros, gusanos y mariposas danzantes, tan alegres y tan parlanchines como los sueños blancos de sus tempranos veinte años.