Con Simone de Beauvoir a pájaros

Con Simone de Beauvoir a pájaros
Simone de Beauvoir y yo
Lourdes Consuelo Pacheco Ladrón de Guevara
PDF

Una tarde de marzo del 2007, caminando por el malecón de Mazatlán, Sinaloa, en el Pacífico mexicano, tropecé con un cartel que decía No se nace atleta, se hace. No pude dar un paso más porque, además de que quedé estupefacta por el uso de la expresión con que Simone de Beauvoir cimbró la filosofía occidental, me pregunté quién era dueña de la frase, si se habrían pagado derechos de autor o algo por el estilo.