Una representación igualitaria de hombres y mujeres

Una representación igualitaria de hombres y mujeres
Bachelet: nuevo estilo de gobernar
Michelle Bachelet
PDF

Amigas y amigos:
Hace unas semanas asistí a la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde tuve la oportunidad de hablar, frente a representantes de todo el mundo, acerca del Chile más libre y más justo que estamos construyendo. Llevé el mensaje de mi país, un mensaje por la democracia, los derechos humanos, las instituciones y la paz que queremos promover en el planeta.

No pude dejar de hacer una reflexión: pocas son las jefas de estado —siete, actualmente— que se han dirigido a las naciones del mundo desde aquel podio. En nuestro caso, se trataba de la primera presidenta de Chile, y así lo hice saber a la Asamblea.

Haber sido elegida por mis compatriotas es, sin duda, un honor y un tremendo desafío, pero también una señal del cambio cultural que vivimos en mi país y creo que también en la América Latina.

Convengamos en que es una clara excepción el que una mujer ocupe la primera magistratura de un país, que haya paridad en un gabinete de ministros, subsecretarios e intendentes, jefes de servicio; o que haya más mujeres que nunca en puestos de decisión de un gobierno.

Por ello, es necesario que avancemos mucho más, para que la excepción deje de ser una excepción y la paridad en los diversos roles sea tan natural y balanceada como es la conformación de género de nuestras sociedades.

En esta senda, sabemos que hay mucho interés en la región por compartir las experiencias del liderazgo femenino, por conocer los avances en la ruta de la paridad de género. Por eso, la gran importancia de este seminario y de esta línea de trabajo, así como de investigación de cepal, y también de instituciones académicas.