Betty Friedan y el pasado radical del feminismo liberal

Betty Friedan y el pasado radical del feminismo liberal
desde la mística femenina
Joanne Boucher
PDF

A Betty Friedan se la considera en todo el mundo una de las madres fundadoras de la segunda ola del feminismo. En La mística femenina, publicada en 1963, Friedan buscó exponer las ideas sexistas inherentes a la complaciente prosperidad de los Estados Unidos de la época posterior a la segunda guerra mundial. Friedan argumentaba que para millones de amas de casa estadounidenses el destino de madres y amas de casa que la sociedad les prescribía era asfixiante, represivo e incluso deshumanizador.

Anna Quindlen, en su introducción a la edición rústica más reciente de La mística femenina, asegura que este libro cambió su vida y la de millones de mujeres más que se involucraron en el movimiento de mujeres y tiraron por la borda las horas vacías de trabajo doméstico y hallaron trabajo, y significado, más allá de la crianza de sus hijos y la alimentación de sus maridos. A partir del argumento de que se había persuadido a las mujeres a vender su intelecto y sus ambiciones por el precio miserable de una nueva lavadora surgió una ola de cambio en la que las mujeres demandaron igualdad y paridad ante la ley y en el lugar de trabajo (1997: X).