La vuelta al mundo

La vuelta al mundo
desde la literatura
Perla Suez
PDF

Mi padre y yo avanzábamos con los caballos, despacio, por donde el barro estaba más firme, sin apartar los ojos de la huella. El camino a Colón corría paralelo al río. Al cruzar el puente vi la lancha de Bruno Edels amarrada al muelle, y pensé en ese viejo, y le deseé lo peor.

Mi padre me dijo que acompañaría al inglés a buscar el yate que había comprado en Buenos Aires. Dijo también, cuánto tiempo más voy a seguir trabajando para los Edels, y qué me va a quedar de todo esto. Recordó que el inglés le había propuesto que se fuera a trabajar con él, que a su lado podía ganar dinero: era su oportunidad. Desde el día en que mi madre se fue con otro, yo creí que nunca nos moveríamos de La Lucera, pero no fue así. Mi padre dijo,