¡Qué melocotones y qué penumbras!

¡Qué melocotones y qué penumbras!
desde la literatura
Enid Álvarez
PDF

Diamela Eltit no es una desconocida para las lectoras y lectores de DEBATE FEMINISTA, sus colaboraciones han aparecido en distintos volúmenes y sus textos literarios han sido objeto de comentarios críticos por algunas de nuestras colaboradoras. Aprovecho que en esta oportunidad el tema central de la revista es el trabajo, para incluir un comentario sobre su novela más reciente: Mano de obra. A partir del título se advierte el juego que la autora establece entre la ausencia y la presencia; la elipsis es el recurso retórico que le permite hacer más audible el adjetivo que falta: “barata”. La capacidad manual de los trabajadores es admirable, pero su trabajo se ha convertido en una mercancía devaluada, entre otras razones porque la oferta sobrepasa por mucho a la demanda, como lo demuestra el ejército de desocupados que empieza a concentrarse alrededor del supermercado. La mano de obra no es una mercancía excepcional, sino otro objeto de consumo más.