No puedes perderte en Ciudad del Cabo

No puedes perderte en Ciudad del Cabo
desde la literatura
Zöe Wicomb
PDF

En mi mano derecha, en el fondo de mi bolso, apretujo un monedero de piel marrón . Mis nudillos pasan y repasan, frotando el forro . . . sin duda fieltro . . . y me sorprendo de que no me haya dado cuenta antes del material del que está hecho puesto que he usado este bolso durante meses . Con un ademán despreciativo, él habría dicho: "Fieltro, eso es con lo que está forrado este bolso".