Tres guineas

Tres guineas
guerra y masculinidad
Virginia Woolf
PDF

Ahora que hemos tratado de ver la manera en que podemos ayudarle a impedir la guerra, intentando definir qué significa la protección a la cultura y a la libertad intelectual, consideremos su siguiente e inevitable petición: que contribuyamos a los fondos de su sociedad. Usted es tesorero honorario y, como todos los tesoreros honorarios, necesita dinero. Y, como sea que también usted pide dinero, cabe la posibilidad de pedirle, asimismo, que defina sus propósitos, la posibilidad de negociar e imponer condiciones, tal como hemos hecho en el caso de otros tesoreros honorarios. ¿Cuáles son los fines de su sociedad? Impedir la guerra, desde luego. ¿Y por qué medios? A grandes rasgos, por la protección de los derechos del individuo, la oposición a las dictaduras, por medio de garantizar el ideal democrático de igualdad de oportunidades para todos.
Estos son los principales medios con los que, como usted dice, "puede asegurarse una duradera paz mundial". En este caso, señor, no hay necesidad de negociación ni regateo. Si tales son sus fines y si, cual no cabe dudar, se propone usted hacer cuanto pueda para alcanzarlos, la guinea es suya. ¡Lástima que no sea un millón! La guinea es suya; es una donación libre, libremente efectuada.