La india bonita: nación, raza y génereo en el México revolucionario

La india bonita: nación, raza y génereo en el México revolucionario
raza, género, orientación sexual, nación
Apen Ruiz
PDF

El 23 de marzo del 2001, Esther, una de las comandantas zapatistas, se presentó ante el Congreso de la Unión de México. Con un pasamontañas que cubría su rostro, iniciaba su intervención con las siguientes palabras: "Mi nombre es Esther, pero eso no importa ahora. Soy zapatista, pero eso tampoco importa en este momento. Soy indígena y soy mujer, y eso es lo único que importa ahora. Esta tribuna es un símbolo. Y es un símbolo también que sea yo, una mujer pobre, indígena y zapatista, quien tome primero la palabra y sea el mío el
mensaje central de nuestra palabra como zapatistas". Posteriormente, Esther habló como mujer y como indígena para explicar con sus palabras la situación de las mujeres indígenas: "la situación es muy dura. Desde hace muchos años hemos venido sufriendo el dolor, el olvido, el desprecio, la marginación y la opresión. Sufrimos el olvido porque nadie se acuerda de nosotras". Y después de enumerar una serie de condiciones específicas que sufren las mujeres indígenas, Esther concluye
"Nosotras además de mujeres somos indígenas y así no estamos reconocidas".