Sociedad Anónima

Sociedad Anónima
desde la izquierda
Diamela Eltit
PDF

Porque ya se sabe que este final de milenio es una ficción. Se trata de convencernos -y estamos plenamente convencidos- de que transcurrimos de manera ordenada, inmersos en un tiempo que pudiera ser externamente mensurable. Terminamos por aceptar la imposición de una cronología que se dedica a perfeccionar su maníaca exactitud. Pero también sabemos, de manera oblicua y parcial, que este tiempo externo es un simulacro, un pacto, una operación política para someternos a la monotonía de las pautas y así entrar de lleno a una fórmula domesticadora que termina por hacernos parte de una convención.