Historia de nuestros días, historia necesaria

Historia de nuestros días, historia necesaria
lecturas
Francesca Gargallo
PDF

¡Bien dice El¡ Bartra que treinta años son muchos para
nuestras vidas pero muy pocos para la historia. También dos siglos lo son. Los del neofeminismo -o movimiento de liberación de las mujeres- y los del feminismo. No obstante, en nuestras vidas y en la vida de millones de mujeres son tan protagónicos como no lo han sido los últimos cinco milenios.
Durante estas tres décadas hemos pasado de la soledad de experiencias no compartidas a la conciencia de lo político de los hechos cotidianos, del contenido del arte, de la construcción jurídica de la pobreza femenina y del clasisismo del sexismo (dos cosas distintas entre sí, entrelazadas y a veces confundidas). Por ello dice, muy atinadamente también, Ana Lau que el feminismo es uno de los paradigmas transformadores del pensamiento y de los comportamientos sociales y políticos del mundo. Se trata de dos apreciaciones complementarias: una viene de la vida y la otra de las estructuras del pensamiento; ahora bien, el feminismo ha demostrado que los cuerpos sexuados de la vida y la filosofía no son escindibles, pues los primeros sostienen a la segunda.