Decir verdades: tomando en serio a David Stoll y al exposé sobre Rigoberta

Decir verdades: tomando en serio a David Stoll y al exposé sobre Rigoberta
desde la crítica
Kay Warren
PDF

El 15 de diciembre de 1998, el New York Times dio a conocer un inquietante escándalo en su primera plana. Según todos los indicios, la premio Nobel de la Paz y activista de derechos humanos Rigoberta Menchú había faltado a la verdad sobre su vida en su famoso testimonio autobiográfico, Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia. David Stoll, catedrático de antropología en la Universidad de Middlebury y experto en América Latina, estaba disputando públicamente en su libro Rigoberta Menchú and All the Poor People of Guatemala (1999) la credibilidad de una líder indígena y una observadora no académica. Si sus acusaciones eran ciertas, el libro que había impulsado la investigación internacional de los abusos perpetrados por el ejército guatemalteco, de las torturas y muertes de miles de civiles durante la guerra interna estaba lleno de inexactitudes, verdades a medias y eventos que no sucedieron como se los representaba. Rigoberta Menchú habría no sólo construido una versión falaz del mundo que la rodeaba sino que habría también cambiado dramáticamente la historia de su propia vida.