Tres formas de coordinación social. Un esquema

Tres formas de coordinación social. Un esquema
desde la política
Norbert Lechner
PDF

La modernización conlleva un acelerado proceso de diferenciación que incrementa el dinamismo de la sociedad, pero que también agudiza los fenómenos de disgregación y fragmentación. Las dos caras del proceso generan incertidumbre y un sentimiento de desamparo. El halo protector del Estado se desvanece al mismo tiempo que la noción misma de sociedad se hace vacua. Cunde el malestar; un malestar que tiende a atribuir al "mal gobierno" la responsabilidad de todos los males. Los desajustes de la vida social aparecen como la consecuencia directa de la ineficiencia política. Mas la ansiedad por abordar los (evidentes) problemas de gobernabilidad puede ocultarnos las condiciones específicas. En nuestros días, ¿cuál es el contexto estructural en que se plantea la gobernabilidad democrática de la sociedad latinoamericana? Tal vez debamos echar un paso atrás y preguntarnos en qué forma la sociedad asegura cierta coordinación básica entre los diferentes procesos y actores (individuales y colectivos) que la integran. Planteado así, el interrogante apunta a una reconstrucción teórica de gran envergadura. Se trata, en el fondo, de reconceptualizar la coordinación social en las nuevas condiciones; pero antes es preciso situar el problema de la coordinación social en el contexto actual. Las siguientes notas sólo buscan esbozar a grandes rasgos un panorama que permita vislumbrar la coordinación como un problema crucial en la actual reorganización de las sociedades latinoamericanas.