La (su) nave de los inmigrantes

La (su) nave de los inmigrantes
desde la escritura: Margo Glantz
Margo Glantz
PDF

Me es difícil hablar de la memoria judía, así en bloque. Puedo quizá, aferrarme a una vivencia parásita, la de mis padres, ahora reducida, muy reducida, a la de mi madre, para intentar comprender estos términos. Cuando trataba de escribir, entre 1979 y 1981, mi libro Las genealogías, mis padres recordaban aún con bastante claridad su pasado y entre los recuerdos estaba el del Spaardam, barco holandés que iniciaba regularmente su travesía en Rotterdam y llegaba, pasando por la 'península', como dice mi madre, hasta La Habana y luego a Veracruz. Allí viajaron varias semanas, hacinados, en tercera clase, maréandose, antes de desembarcar por una de esas vueltas imprevisibles de la fortuna, en el puerto mexicano, en 1925, uniendo su suerte a la de muchos otros emigrantes.