De sirvientas a trabajadoras: el lugar del trabajo doméstico en la ciudad de México

De sirvientas a trabajadoras: el lugar del trabajo doméstico en la ciudad de México
ciudad, espacio y vida
Mary Goldsmith
PDF

Objeto de burla, tema de chismes y quejas de patronas, y materia prima para el ojo de fotógrafos de lo pintoresco de las mañanas dominicales, las trabajadoras domésticas han sido una parte típica del escenario social de la ciudad de México desde antaño. Hilario Frías y Soto incluyó viñetas de la recamarera y el criado en su libro Los mexicanos pintados por sí mismos. Los domingos en el Parque de los Venados, La Villa y La Alameda parecen ser habitados por estas mujeres en su mayoría jóvenes y de origen rural. Inclusive la población de algunas zonas de la ciudad de México hasta hace poco presentaba un número significativamente mayor de mujeres que de hombres, situación que se puede atribuir al gran número de trabajadoras domésticas contratadas para atender a los habitantes de colonias como Las Lomas de Chapultepec y Polanco. Durante el día, estas colonias realmente parecían ser pequeñas ciudades de mujeres, pobladas por patronas y trabajadoras, mientras que los hombres iban a sus fábricas, sus negocios y sus oficinas.