Emily Dickinson. De la marginación a la automarginación: una metodología para la escritura

Emily Dickinson. De la marginación a la automarginación: una metodología para la escritura
escritura
Susana Mayorga y Elisa María Salzman
PDF

Después de un prolongado contacto epistolar, Emily Dickinson finalmente aceptó recibir en su propia casa a su mentor, Thomas Wentworh Higginson, a quien no conocía. Su carta de presentación fueron dos margaritas y el críptico comentario, "nunca recibo a extraños". En esta contradictoria ceremonia se centra su ambivalencia: por un lado, el juego con la posibilidad de entrega, su necesidad de integrar su yo con el afuera y, por el otro, la defensa de la unidad de su yo, el deseo de excluirse del mundo en que vivía.