Marek

Marek
otredad
Iván Santamaría Holek
PDF

Cada dos años, más o menos, durante las vacaciones de verano íbamos a visitar a mi familia de Moravia. Por lo general llegábamos a Paskov después de pasar algunos días recorriendo las calles y los museos de Praga. Mi madre ama aquella ciudad y yo, un niño que nunca se quejó por tener que caminar, pero muy remilgoso, la acompañaba a arreglar todos sus asuntos haciéndola enfadar y disfrutando enormemente aquellos paseos.

Quien conoce Praga nunca vuelve a ser el mismo, y nunca descubre en qué ha cambiado. Siempre llegué con esa impresión a Paskov, el pueblo donde viven mi abuelo, mi abuela y mi tía Alenka, quien prepara las mejores sopas del mundo.