La actuación de la identidad a través del performance chicano gay

La actuación de la identidad a través del performance chicano gay
desde el otro lado
Antonio Prieto Stambaugh
PDF

Dentro de la sociedad estadounidense, ser chicano/a implica asumir una identidad subalterna y por lo tanto oprimida. Igualmente, ser homosexual significa asumir una identidad oprimida. Los chicanos y las chicanas homosexuales, entonces, tie nen que enfrentar una doble labor de resistencia, y en el caso de las mujeres, podría decirse que triple. Al hablar de la identidad como algo que se "asume", nos referimos al acto (performance') deliberado y consciente de decir "I am chicana" o/y "I am querer"Z. La primera es una identidad étnica, racial y cultural, mientras que la segunda es una identidad sexual. Ambos términos surgieron como etiquetas discriminatorias dirigidas hacia estos grupos desde "afuera", para luego ser apropiados por las personas que se identificaban como tales, y utilizados con orgullo, en un proceso que Foucault denomina "afirmación invertida" (citado por Epstein 1986:17), Tal ha sido la aceptación institucional de estos términos a partir de los ochenta, que hoy existen en muchas universidades estadounidenses programas de "Chicano Studies" y "Queer Studies". Aunque esta incursión de las historias marginadas en el ámbito universitario les ha otorgado cierta legitimidad, no significa que se han librado del sistema opresivo, por lo que los miembros de estas comunidades siguen articulando su resistencia a través de formas representacionales como las artes plásticas, la narrativa y las artes escéticas.