Cinegay, a 25 años de Stonewall

Cinegay, a 25 años de Stonewall
desde la mirada
Carlos Bonfil
PDF

En los noventa, el cine gay es el resultado de 25 años de un activismo político, que se radicaliza por la crisis del sida y el repunte, a finales de los ochenta, de la homofobia. Ante la actitud irresponsable de gobiernos que afirman, con el aval del establishment médico —olvidándose entre otros hechos de la tragedia de África, donde la mayoría de los enfermos son heterosexuales—, que el sida es enfermedad casi exclusiva de homosexuales (mito de la banalización desdeñosa que retrasa por años la investigación, pues ¿a quién interesa la sobrevivencia de desviados?), la comunidad gay responde con nuevas estrategias de lucha. Se reivindica el goce sexual frente a una sociedad cada día más paranoica e intolerante, se crea conciencia sobre la magnitud de la pandemia, se multiplican las marchas de protesta contra los efectos letales de la moral majority reaganiana, se denuncia la campaña genocida de un Vaticano que, al prohibir el condón, suprime de golpe ese derecho a la vida que dice defender al hablar del aborto. En la lucha contra la intolerancia y el fanatismo, la comunidad gay ha tenido un papel protagónico insoslayable al lograr, desde la periferia, el cambio de actitudes gubernamentales y el doblegamiento de prejuicios colectivos. La homofobia (el odio irracional a los homosexuales) es ahora, más que nunca, un hecho patético.