No ser una víctima: el sexo, la violación y el problema de obedecer las normas

No ser una víctima: el sexo, la violación y el problema de obedecer las normas
cuerpo y violencia
Mary Gaitskill
PDF

A principios de los años setenta tuve una experiencia que podría describirse como violación por un conocido [acquaintance rape]. De hecho, he tenido dos o tres experiencias de ese tipo, pero ésta es la que se ajusta al perfil de manera más dramática. Tenía 16 años y vivía en el departamento de una muchacha algo mayor, a quien acababa de conocer en un miserable centro de acción social en Detroit. Había estado en su departamento unos cuantos días cuando un tipo mayor conocido de ella vino y nos preguntó si queríamos meternos ácido. En aquellos años, entrarle al ácido con completos desconocidos era consistente con lo que para mí era pasar un buen rato, así que acepté. Cuando empecé a "elevarme", mi anfitriona decidió que tenía que ir a ver a su novio. Y allí estaba yo, sola con este tipo que, de pronto, se plantó frente a mí.