Una de mis maternidades

Una de mis maternidades
testimonio
Marie Langer
PDF

Mi interés por la maternidad empezó cuando se me atrasó la menstruación. Después me costó mucho llegar a ella. Tuve un aborto espontáneo, la niñita muerta en la Riviera (hablo de ella en el libro), otro aborto espontáneo a los cuatro meses y medio. Yo sentía "No voy a poder, no voy a poder" y me importaba mucho. Por fin, a los 29 años, pude. Ahora, no soy la madre perfecta, ni siquiera la común y corriente. No me ocupé tanto de mis chicos. Yo tuve un chico que se enfermó y quedó mal, el segundo, Kiki, a raíz de lo cual creo que tuve tantos chicos: reparar, reparar. Tuve tres chicos más, aunque Max no estaba muy decidido, pues temía. Pero, en fin, me puse mal el diafragma o algo, y me embaracé. Claro que tuve una niñera espléndida para ellos. Creo que yo tenía bastante miedo de manejarme realmente sola con los chicos, y me apoyaba mucho en la niñera. Al fin y al cabo, supuestamente yo había arruinado a un chico, a Kiki.