El doble patrón del envejecimiento

El doble patrón del envejecimiento
la reconquista del cuerpo
Ethel S.Person
PDF

Paradójicamente, la fácil disponibilidad del divorcio, aunque de seguro ha sido un gran beneficio para muchas personas que de otra manera estarían encerradas en relaciones terribles, también provoca ciertas inhibiciones en las relaciones. Algunos amantes, que temen la amenaza constante del divorcio, dan golpes al aire por miedo de provocar la partida de sus parejas. Esto excluye toda posibilidad de genuinamente allanar diferencias, e impulsa la probabilidad de que el matrimonio se convierta en una relación abiertamente vacía, disimuladamente hostil, pero duradera. Muchas mujeres, sobre todo a medida que tienen más edad, se atemorizan de confrontar e irritar a sus maridos, porque consideran, por lo general con razón, que sus maridos aún tienen opciones sociales en el mundo real que ellas ya no comparten.