De los secretos de vida a los secretos de muerte

De los secretos de vida a los secretos de muerte
creación
Evelyn Fox Keller
PDF

Al recordarnos el substrato somático de nuestros productos mentales, una de las mayores contribuciones de Freud fue restaurar la conexión entre cuerpo y mente que Descartes había cortado. Muy en el mismo tono —en el tono de lo que puede llamarse el viejo psicoanálisis— examinaré algunos de los resortes corporales de lo que suele considerarse la empresa más puramente mental que ha surgido de la cultura moderna. Me refiero, desde luego, al impulso científico. Específicamente, investigaré un motivo perenne que subyace en gran parte de la creatividad científica, a saber, el impulso por desentrañar los secretos de la naturaleza, y la esperanza colateral de que, al desentrañar los secretos de la naturaleza, desentrañemos los secretos máximos (y, por lo tanto, el control) de nuestra propia mortalidad. Este motivo, así como la misma mortalidad, tiene dos lados (o tal vez debería decir: esta campaña procede sobre dos frentes), ambos evidentes a lo largo de la historia de la ciencia: la búsqueda de la fuente de vida y, a la vez, de instrumentos de muerte cada vez más eficaces. Pero más concretamente (o corporalmente), quiero sugerir una relación entre estos dos subtemas y las contrapartes corporales aún más íntimas (y, por lo menos, igual de secretas) de la productividad fetal y fecal.