Zapatos: andante con variaciones

Zapatos: andante con variaciones
desde la literatura
Margo Glantz
PDF

A medida que pasa el tiempo, el zapato olvida su procedencia y su etimología. ¿Quién recuerda que la palabra zapato en español proviene del turco? Es, pues, una palabra renacentista, antes no existía en español, se usaban otros vocablos: calzas o calzado. En el Primer Diccionario de la lengua castellana, el de Covarrubias, se informa que calzado quiere decir el que lleva zapatos, por oposición a los religiosos que hicieron profesión de no llevarlos, por ejemplo Teresa de Jesús o Juan de la Cruz, vulgarmente conocidos como los carmelitas descalzos...