Yo es otro

Yo es otro
desde lo cotidiano
Barbara Beck
PDF

En alemán fascinación tiene la connotación de encantamiento, deser cautivada y también de deslumbramiento; palabras todas que en nuestro tiempo y cultura pueden sonar extrañas. Difícilmente parecen compatibles con una noción de individuo autónomo que definea éste como capaz de determinar su propio destino; son palabras que describen estados (de ánimo) del sujeto asociados con un estar a merced de algo que no es aprehensible racionalmente. Para expresar el estado de encantamiento o el acto de ser cautivado, el término que hoy se usa casi exclusivamente es el de fascinación; una palabra que nos permite suponer que, en la comprensión usual, el lenguaje sirve más para nublar que para esclarecer el estado de ánimo al que se refiere.