El amor en (vísperas eternas de) la democracia

El amor en (vísperas eternas de) la democracia
política
Carlos Monsiváis
PDF

Son compatibles el amor y la democracia? Hasta hace poco, la respuesta inmediata era negativa, todos creían que el amor, situación gloriosa y dolorosamente subjetiva, sólo se entendía desde la sinrazón de dos personas, sin vínculo alguno con la política, y tan poderosa que trascendía los determinismos de la economía (“Te amo aunque seas rica”). Y el amor, la noción suprema, era antidemocrática por naturaleza, en la pareja existía siempre la parte vencedora, y la igualdad era la falacia que sólo tenía adeptos verbales. El enamorado aspiraba a la posesión y el dominio, y no admitía menos.