Otredad

Otredad Book Cover Otredad
Varios
abril 1996

Editorial

la vida no es de nadie, todos somos la vida —pan de sol para los otros, los otros todos que nosotros somos—, soy otro cuando soy, los actos míos son más míos si son también de todos, para que pueda ser he de ser otro, salir de mí, buscarme entre los otros, los otros que no son si yo no existo, los otros que me dan plena existencia Octavio Paz, Piedra de sol

Otredad: alteridad, extrañeza, extranjería. Esta entrega de debate feminista incursiona en una preocupación central del feminismo: cómo se asume al otro, al diferente, al extraño. Lo que está en juego es la manera en que los seres humanos interpretamos la diferencia. La primera evidencia incontrovertible de la diferencia humana la encontramos en la diferencia sexual, manifiesta en el cuerpo. Este hecho biológico, con toda la carga libidinal que conlleva, es materia básica de la cultura y locus de la discriminación. La primera diferencia de cuerpo, que cualquier grupo, por pequeño y aislado que sea, tiene que confrontar, es la diferencia sexual. De ahí que la mujer sea el eterno Otro, como lo señaló Simone de Beauvoir hace ya casi cincuenta años. Precisamente ahora, en abril, se cumplen 10 años de su muerte y esperamos en el próximo número incluir una reflexión crítica sobre su obra.

En este número nos habíamos propuesto dar cuenta de muchas Otras con una cultura diferente, o una religión distinta, u otro deseo sexual, o una alternativa de vida divergente —indígenas, lesbianas, prostitutas, campesinas, jóvenes—, pero ciertos materiales escasearon o llegaron tarde, mientras que otro rebasó nuestras expectativas: la extranjeridad. No nos sorprende: en el siglo de las grandes migraciones la sección "extranjería, exilio y xenofobia" es la más nutrida.

Iniciamos este volumen con la sección "reconociendo al otro". Estamos hablando aquí de un esfuerzo cultural contemporáneo que pretende oponer resistencia al influjo occidental homogeneizador, incapaz de ver, de entender, de tolerar la diferencia. La actitud de occidente ante los otros ha incluido desde la ceguera social hasta el genocidio, pasando por la evangelización, la expulsión, la asimilación, la medicalización, la discriminación, la esclavización, la reservación, en fin, todos esos mecanismos que reflejan la incapacidad para aceptar y respetar las culturas, formas de ser y peculiaridades de los grupos sociales y de las personas que no se ajustan a sus modelos.

En este espacio, Luz Aurora Pimentel hace una espléndida reflexión sobre una dolorosa toma de conciencia de la otredad de su hijo. Por su parte Javier Sáez, con gran ironía, entrevista a un heterosexual. bell hooks, una feminista norteamericana que insiste en escribir su nombre con minúsculas, introduce en "Devorar al otro" un interesante análisis de la tendencia asimiladora de los blancos que se "comen" sexualmente a los otros de color para apropiarse de sus virtudes, para demostrar su "radicalidad" o para experimentar un "acercamiento a lo primitivo". Guy Rozat interpreta las malinterpretaciones de los misioneros franciscanos en México sobre esos otros que nunca pudieron ver sino como reflejo e inversión: los indios. Para dar un aliento filosófico y teórico a la reflexión sobre la alteridad republicamos textos de María Zambrano, Bolívar Echeverría y Pietro Barcellona.

La sección "extranjería, exilio y xenofobia" mezcla testimonios con reflexiones teóricas y alegatos sobre la idea de ciudadanía: ¿en qué quedan los derechos humanos sin los derechos del ciudadano? El estatuto de extranjero, que permite a un estado expulsar sin más averiguaciones a las personas que considera por alguna causa indeseables, puede adquirir en la actualidad un significado aterrador. Benedict Anderson da un marco conceptual para iniciar la lectura de esta sección, mientras que Javier Wimer y Juan Besse discuten la legislación sobre la peligrosidad de los extranjeros que se meten en política en México o en Argentina. Los psicoanalistas Grinberg ofrecen un panorama de quiénes emigran, y Serge Moscovici reflexiona sobre el exilio. Gabriela Cano nos da los elementos históricos para ubicar la reflexión amarga de Gabriela Mistral, que nos deja ver que el latinoamericanismo puede toparse a veces con la xenofobia más sutil. Iván Santamaría Holek, a su vez, nos entrega un dulce recuerdo de infancia en Checoslovaquia. El amargo poema de Cristina Peri Rossi y el texto de Tununa Mercado, con un sentido del humor más bien ácido, cierran estas paradojas del exilio y del regreso. Por último, Pierrette Hondagneu-Sotelo hace un análisis del cambio de las justificaciones —"narrativas"— que han sido argüidas en Estados Unidos como justificación para expulsar a los mexicanos —y no sólo a los indocumentados. Articulándose con esta sección, nuestra mesa redonda habla de las experiencias personales de algunas extranjeras que forman parte de nuestra revista.

Muchos de los textos que publicamos en nuestras secciones funcionan como cajas de resonancia. El análisis de Márgara Averbach coincide con algunas de las ideas de bell hooks, y trata la misma obra de Lorraine Hansberry. Barthes y Julia Kristeva se encuentran interrelacionados; y desde luego, el poema de Cristina Peri Rossi ilustra la crítica de Ute Seydel.

Sandra Lorenzano escribe sobre un extraño libro, un trabajo a dos de una fotógrafa y una escritora chilenas, Paz Errázuriz y Diamela Eltit, que viajaron a un manicomio mixto donde se han formado parejas de enamorados. Las fotos de Paz acompañan la crítica de Lorenzano. Raquel Serur hace una reflexión del conflicto de otredad que propone La invención de Morel, y pone en evidencia la impresionante visión de Bioy Casares sobre un fenónemo tan posterior a cuando escribió la novela: la realidad virtual. En la sección "desde la literatura" viene un fragmento de la nueva novela de Angeles Mastretta: Mal de amores.

En el plano del feminismo, el trabajo de Jane Parpart nos deja ver la importancia de las definiciones en las propuestas de políticas públicas y de financiamientos externos a los llamados "países en desarrollo". En "desde el otro lado", Antonio Prieto Stambaugh nos ofrece un examen de la actuación de la identidad chicano-gay en esa forma de arte a la que se denomina "performance". Y en un número sobre otredad no podía faltar un trabajo sobre la tolerancia: el de Mark Platts sobre sida y ética.

Carmen Castillo y Carlos Bonfil comentan la otredad en el cine desde el trabajo de un grupo de documentalistas y de una cineasta australiana que se ha vuelto muy famosa en últimas fechas. J. Felipe Montiel bordea la reflexión psicoanalítica y la literaria con sus Espirales. Y reproducimos el texto que Marta Lamas leyó en el último Congreso Feminista.

Como siempre, cerramos con el broche de oro del humor esplendoroso de Jesusa Rodríguez —quien esta vez nos transmite su saber del otro a través de su amor por una argentina— y con una canción de Liliana Felipe, inspirada en un poema de una escritora feminista.

ML y HM

Comité Editorial

Gabriela Cano
Mary Goldsmith
Lucero González
Marta Lamas
Ana Luisa Liguori
Alicia Martínez
María Consuelo Mejía
Araceli Mingo
Hortensia Moreno
Estela Suárez
María Luisa tarrés
Jesusa Rodríguez
Isabel Vericat